domingo, 7 de mayo de 2017

Los días iguales de cuando fuimos malas. Inma López Silva


LOS DÍAS IGUALES DE CUANDO FUIMOS MALAS
INMA LÓPEZ SILVA
LUMEN EDITORIAL
350 PÁGINAS
 
 
SINOPSIS
 
Ahí están, charlando en el patio o desfilando en el comedor a la espera de que una compañera les llene un plato de sopa triste. Parecen iguales, presas sin más, pero basta con mirar despacio y afinar el oído para descubrir mundos distintos: Margot, cansada de vender su cuerpo por la calles de la ciudad, se toma un descanso entre rejas. Valentina ha llegado de Colombia con un niño en brazos, sin saber bien qué es un hombre. Sor Mercedes cumple su condena sin remordimientos. Laura quiso ser bailarina, pero ahora lleva uniforme de funcionaria y contempla la vida entera como si fuera una condena.
Junto a ellas está la escritora, una mujer discreta que emborrona papeles e intenta olvidar locuras pasadas. ¿Qué habrá en estos folios? Nadie sabe, nadie pregunta, pero las historias se cruzan y pronto sabremos cómo transcurren estos días iguales que se vuelven únicos, espléndidos, en las manos de Inma López Silva.
 
España cuenta con una riqueza de lenguas que muchas veces no sabemos aprovechar. Esta pluralidad del lenguaje debería servir para llegar a muchos más lectores y se queda en una lectura de minorías. Si el libro está escrito en una de las lenguas cooficiales parece destinada a un público escaso. Muchas obras no son traducidas al interesarse las editoriales más en escritores internacionales que en internacionalizar a las grandes promesas patrias. Por suerte esto no pasa con "Aqueles días en que eramos malas" de Inma López, la editorial Lumen apuesta por una novedosa novela y le abre las fronteras de todo el territorio de habla hispánica. Un gran trabajo porque la novela es muy buena y merece un recorrido de largo camino.
 
"Los días iguales de cuando fuimos malas" es la primera novela que leímos y comentamos en la Yincana Criminal. Un estreno que dejó el listón muy alto y es que las cinco mujeres protagonistas tienen mucho que contar. Y los lectores mucho por aprender de ellas y eso lo sabe bien la autora al invitarnos a conocerlas íntimamente. Unas mujeres que viven encerradas, aisladas de su territorio, de su familia y que ven la vida pasar entre barrotes.
 
Cinco mujeres que coinciden en la cárcel de A Lama. Vidas truncadas que sobreviven bajo la presión de las paredes de la prisión y de las habladurías de la gente del exterior. Cada una con distintos motivos para estar enjauladas y no poder volar por la vida en plena libertad. Siempre vemos la prisión como un edificio lejano y con gente peligrosa, y olvidamos que la tenemos más cerca de lo que creemos. Tenemos la visión que las celdas están llenas de "Nadies" (personas sin nada de valor) y en esta novela vemos su lado más humano y tierno. A veces el pasado ahoga tanto que la cárcel puede ser una liberación, a pesar de los días iguales.
 
Inma es una escritora que pasa por momentos críticos, las musas no la acompañan y su pareja insiste en que no deje de escribir. La inspiración llega relatando su estancia en la cárcel, en primera persona, junto a la historia de otras cuatro mujeres que conocemos de tercera mano.
 
Margot se gana la vida con la prostitución y cuando se cansa roba para descansar en la prisión. Su mayor sueño es viajar a París, pero no pasa de trabajar en el Berbés donde ya tiene una clientela fija. Margot es gitana y siendo una niña la casan, lo que no espera es ser rechazada por su familia al parir un niño rubio. Le quitan al niño y no le queda otra que refugiarse en la prostitución para conseguir salir adelante.
 
Laura desde pequeña es bailarina pero las circunstancias la llevan a trabajar como funcionaria de prisiones y a bailar al son de las presas del módulo femenino. Su vida depende de un antiguo amor que no puede quitarse de la cabeza.
 
Valentina, conocida como Carabonita, es una joven colombiana que llega a España con un hijo fruto de una violación. La falta de lucidez y la lucha por el bienestar de su hijo la llevan a traficar drogas hasta que da con sus huesos en la cárcel.
 
Sor Mercedes, la mayor del grupo, lleva media vida entre rejas por delitos de apropiación. Es la que tiene la sangre más fría y no se arrepiente de sus hechos, echa en falta la justicia de Dios.
 
 A través de capítulos cortos conocemos a las protagonistas, los acontecimientos, los sueños y su progresión personal. Es una novela coral donde encontramos a cinco mujeres bajo un mismo techo, a las que les une un tema común: la maternidad. Sean madres o no, luchan por tener hijos o recuperarlos. 
 
Inma López crea un cóctel explosivo de mujeres, soledad y metaliteratura. Una crítica social y una gran historia de personajes. Mujeres que con las páginas ganan fuerza, unas emocionando, otras intrigando y otras dejan con ganas de darles dos guantazos. Lo importante es que ninguna de ellas deja indiferente.
 
Un relato intimista donde la cárcel relaja la mente de turbios pensamientos mientras despoja a las protagonistas de sus pertenencias. Una novela para reflexionar sobre la fragilidad del ser humano. "Los nadie" importan bien poco a los que viven lejos de la prisión,  la gente ve el recinto como algo lejano y al alcance de unos pocos malvados o enfermos. Lo que no saben es que la vida gira y un simple movimiento brusco puede llevarlos al sinsabor carcelario.
 
Los días iguales de cuando fuimos malas es una novela que no os podéis perder.
 



15 comentarios:

  1. Ya sabes que me gustó mucho. Te ha quedado una reseña perfecta Marga ¿porqué contar más de lo que se debe y restar sorpresas y emoción al lector? y la foto me encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Justo la estoy leyendo y me está gustando mucho...
    Besos, Reina!

    ResponderEliminar
  3. Pues me has dejado con muchas ganas. No me había fijado en este libro así que bien apuntado me lo llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. La tengo apuntada. Sé que me va a gustar.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. Un libro imprescindible con personajes que te ganan. Todo un acierto. Muy buena reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo, me gustó mucho, tu reseña genial, besotes

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado también, Marga y te ha quedado una reseña buenísima. Yo la tengo preparada para esta próxima semana. Sin duda, una lectura a la que conviene acercarse.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tens tota la raó amb això de les llengües. Jo, molts cops, dels llibres en català no en parlo gaire al bloc. Només si estan traduïts al castellà, o si tenc moltes ganes de parlar d'ells. No havia parat gaire atenció a aquest llibre, però si els personatges són com dius. Me l'emporto anotat.

    Petonets

    ResponderEliminar
  9. Coincido, es ua novela tremenda cuya lectura disfruté un montón. Me pareció que sobre todo la monja, era un personaje magníficamente desarrollado y que daba mucho e n qué pensar. Además el juego metaliterario es genial
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes que me encantó, que fue todo un descubrimiento y que la disfrutamos un montón en la Lectura Simultánea.

    La reseña es perfecta, no se puede decir más. Ni menos. Y la foto, ¿qué decirte si eres mi debilidad en ese sentido?.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡Holaa!
    Pues me apetece un montón leerlo ^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Resulta interesante lo que nos cuentas. La leería, sin lugar a dudas. Tomo nota de ella. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Bon dia, me estreno en los comentarios de tu blog en esta reseña. Me encantó esta novela por los personajes tan redondos que ofrece y por la manera de contarla. Me gustó descubrir la voz narrativa de Inma y es una autora a la que me gustaría seguir leyendo.

    Me ha encantado tu reseña, Marga.

    Saludos, Pilar (magraneta en instagram) :)

    ResponderEliminar
  14. Sembla interessant, no havia llegit abans sobre aquest tema, però no sóc gaire de les novel·les intimistes. Ho pensaré.

    ResponderEliminar

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros (Ana María Matute).