domingo, 5 de abril de 2020

El cielo robado. Andrea Camilleri

EL CIELO ROBADO
ANDREA CAMILLERI
TRADUCCIÓN: TERESA CLAVEL
GATOPARDO EDICIONES
120 PÁGINAS

 
 
SINOPSIS
 
Fue el director de cine Jean Renoir quien, en su biografía sobre su padre, contó cómo el pintor, durante una estancia en Sicilia con su modelo, amante y, más tarde, esposa, Aline Charigot, perdió la cartera y se quedó sin dinero, y cómo, a causa de ello, ambos fueron hospedados por un campesino, cerca de Agrigento. Sin embargo, no existen pruebas ni documentos que corroboren este episodio. Según algunos, no sucedió jamás. ¿O quizá sí? ¿Y en aquellos días el pintor realizó algunos cuadros que luego regaló al campesino que lo había hospedado?
De esa estancia y de las telas que nadie vio jamás tratan las cartas que el notario de Agrigento, Michele Riotta, autor en su juventud de un libro sobre Renoir, escribe a la misteriosa y hermosa Alma Corradi. A raíz de ello, nace entre ambos un apasionado romance que se complica cuando un día el notario desaparece.
Una intriga brillantemente bien escrita como sólo Camilleri es capaz de hacer.

En estas semanas, en las que nuestro estado anímico es una montaña rusa, lo que más me reconforta es leer novelas breves. Más que nada porque así puedo leerlas prácticamente de un tirón y aprovechar el momento que desconecto del mundo sin distracciones.

Hace unos días compartía la reseña de El vestido azul que nos acerca a la que fue amante de Rodin, Camille Claudel. Y mirando los libros pendientes encontré "El cielo robado" que también trata sobre un pintor y su amante. En este caso los protagonistas son Renoir y Aline, en su viaje a Sicilia y es más un misterio que una historia intimista como la de Desbordes. Y ha sido una lectura muy entretenida en la que Camilleri saca el lápiz de pintor y juega con los trazos del amor, los secretos, la pintura y la investigación para conseguir una gran novela policiaca y epistolar. De Andrea Camilleri he leído muy poco y eso que fue un escritor muy prolífico. Solamente Excursión a Tindari y otra también de su famoso comisario Montalbano, que no recuerdo el título.

El cielo robado es una novela independiente en la que un famoso abogado, Michele Riotta, recibe la carta de una mujer desconocida, dónde le felicita por un libro sobre el pintor Pierre-Auguste Renoir que escribió hace muchos años. Libro descatalogado del que no se siente muy orgulloso y ella lo encontró en Turín en un puesto de libros de segunda mano. Ella quiere conocer más detalles de los frescos que restauró el pintor en la iglesia calabresa de Capistrano, de su estancia en Sicilia y de si es verdad que regaló al campesino que los hospedó una serie de cuadros, como agradecimiento por mantenerlos en su casa. Al tener un interés común la correspondencia se intensifica al igual que las ganas de conocerse dejando atrás la cordialidad inicial por una pasión erótica desbordante.

"Sírvase en cambio aceptar, querida amiga, mis más sinceros cumplidos. Y consérvese como un objeto sumamente valioso: ser guapa, inteligente y amante del arte es algo bastante raro en el desolador panorama de nuestros días".

Conocemos la relación entre Riotta y Alma Corradi por las cartas escritas por él. Las de ella no las tenemos aunque por las respuestas del notario es fácil saber lo que ella expone. Esta relación regala a Riotta, viudo desde hace años, una nueva primavera a sus setenta años ofreciéndole un florido jardín que lo aleja de la soledad de su despacho en el que vivía inmerso.

La primera mitad de la novela es epistolar y luego aparece su sobrino, mencionado en alguna carta, para hablar de la desaparición extraña del notario y dar su propia visión de los hechos. Y terminamos con el informe policial  que da el brochazo final para enmarcar el cuadro. Camilleri, maestro del crimen, sabe muy bien como ordenar todas las piezas para conseguir una breve y muy entretenida novela. Y todo ello basado en una anécdota que menciona, el hijo de Renoir, en una biografía sobre su padre.

Las cartas de Alma enamoran a Michele Riotta y a los lectores nos enamora Camilleri. La muerte nos robó a un escritor que observa, desde un cielo azul como el de la portada, como seguimos disfrutando con sus obras. Una novela corta muy bien tramada que es un soplo de aire fresco entre lecturas más densas.


jueves, 2 de abril de 2020

Sobre los huesos de los muertos. Olga Tokarckuz

SOBRE LOS HUESOS DE LOS MUERTOS
OLGA TOKARCZUK
TRADUCCIÓN: ABEL MURCIA
EDITORIAL SIRUELA
240 PÁGINAS


SINOPSIS

Olga Tokarczuk, una de las voces más vigorosas de la narrativa polaca contemporánea, Premio Nobel de Literatura 2018, despliega en este arrebatador thriller metafísico todas las contradicciones del alma humana.
Janina Duszejko es una ingeniera de caminos retirada que enseña inglés en la escuela rural de Kotlina Klodzka, una región montañosa del suroeste de Polonia. Cuando la rutina del pueblo se ve sacudida por una serie de asesinatos que tienen como víctimas a varios cazadores furtivos, Janina, apasionada de la astrología, defensora a ultranza de los animales y obsesionada por la obra del poeta William Blake, intentará resolver por su cuenta los misteriosos crímenes.
Bajo la forma de una novela policiaca y con un original subtexto ecologista, Tokarczuk retrata soberbiamente la sociedad local, cuestionando sin ambages tanto la falta de respeto por la naturaleza como el radicalismo ambientalista, en una de las obras más poderosas  y originales de la literatura europea actual.

En el año 2018 quedó desierto el Premio Nobel de Literatura por los escándalos de uno de los miembros de la academia sueca. Por lo que el año pasado se entregaron dos: uno a Olga Tocarzuk y otro a Peter Handke. Y hoy quiero hablaros de una novela de la autora que no solo pasará a la historia por obtener uno de estos preciados galardones, sino por obtener el que quedó desierto durante un año.

Sobre los huesos de los muertos es una novela que la Editorial Siruela publicó con anterioridad al reconocimiento a esta escritora polaca, y que ahora podéis encontrar con la portada, la de arriba, distinta a la primera edición. Y tan solo tenemos dos obras más traducidas al español publicadas por Anagrama: "Un lugar llamado antaño", recién reeditado, y "Los errantes". Y con lo que me ha gustado esta novela no sabéis las ganas que tengo de poder ir a librerías y comprarlos, porque pagar catorce euros por un ebook me parece un robo.

La novela transcurre en una región montañosa al suroeste de Polonia, donde tan solo encontramos  siete viviendas. Estas son las que la protagonista, una mujer entrada en años, se encarga de vigilar cuando no están los propietarios. Janina Duszejko es una ingeniera de caminos retirada, por culpa de una enfermedad, y se pasó a las clases de inglés hasta que una crisis que afectó a su país la dejó sin trabajo. Al ser una amante de los animales se instala en este pequeño pueblo aislado, con la intención de vivir en un ambiente tranquilo y vivir su enfermedad sin estrés. Y aquí le ofrecen, desde la escuela, dar una clase a la semana y en invierno es todo una odisea desplazarse con la nieve que cubre el camino.

Janina es la encargada de contarnos en primera persona lo que ocurre en la aldea, durante un año, con la aparición de varios asesinatos. Su visión es fundamental para darnos a conocer la soledad de los inquilinos, la poca amistad que los une, la maravillosa naturaleza y el lado malvado de los cazadores furtivos.

A la protagonista no le gusta su nombre de pila y odia que la llamen por él, por eso es aficionada a poner motes a la gente por su primera impresión. Algo que ocurre muchas veces en los pueblos, la gente la conoces más por el mal nombre que por su nombre y apellidos, y parece que por esas tierras lejanas también se lleva. Y en parte es de agradecer, porque hay nombres impronunciables para nosotros.

Un día, su vecino Pandedios se presenta en su casa y le notifica que acaba de encontrar el cadáver de otro vecino, Pie Grande. Mientras esperan a la policía descubren que la muerte la provocó un pequeño hueso con el que se atragantó. Lo que no saben es que este es el primero de varios asesinatos que mancharan de rojo las blancas colinas. Y Janina, que es una ecologista y naturalista rematada ve en ellos la rebeldía y venganza de los animales que quieren recuperar su espacio. Aunque sus teorías la conviertan en una loca frente a la policía y otros vecinos. No entienden como una mujer puede defender tanto a los animales y quererlos más que a los humanos. Para ella son su vida y cuando uno muere o lo matan ella entra en una situación de duelo.

"Más que las enfermedades mortales, son los largos años de desdichas los que degradan a las personas."

 Janina también es una enamorada de la astronomía y a todo le saca su ascendente o descendiente ancestral según el horóscopo. Y con la fecha de nacimiento de la gente, y la hora de llegada al mundo, es capaz de analizar la muerte. Hechos que no dejan de tomarse a broma muchos de los personajes secundarios, que piensan que a esta mujer le falta algún hervor. Esta temática no es demasiado de mi agrado, pero es importante para la trama de la novela, y aunque aparecen comentarios y reflexiones sobre los astros son fáciles de entender.

 El título de la novela, "Sobre los huesos de los muertos" hace referencia a un verso del poema "Proverbios del infierno" de William Blake. Janina junto a un exestudiante, con el que se reencuentra en el pueblo, traducen del inglés a este poeta. Podemos decir que esta novela es un gran homenaje a la poesía y especialmente a la de este autor que durante su vida fue un completo desconocido y que con los años cobra visibilidad.

Conduce tu carro y tu arado sobre los huesos de los muertos.


En la sinopsis, la editorial, cataloga el libro como un thriller metafísico. No estoy muy de acuerdo con esta definición, aunque es una novela rara, no la veo como thriller ni novela policiaca. Es una novela negra, muy oscura a ratos, porque interesa más la situación de la sociedad polonesa que la investigación de los casos. Es una crítica constante a la policía local y a los depredadores humanos  y que la autora consigue materializar con un toque de humor muy negro. Es verdad que se lee rápido, me la leí en dos sentadas, y fue la novela que consiguió alejarme de ese pequeño bloqueo lector afectado por el confinamiento, pero no es un libro de los que no dan respiro, es más bien pausado porque uno se queda gélido al igual que la atmósfera en donde aparecen cadáveres.
Es una novela muy bien escrita, con mucha calidad, y no es para nada difícil de entender. La autora no va con rodeos ni situaciones estrambóticas como estamos acostumbrados al leer obras de premiados con este calibre. Lo más complicado es estar o no de acuerdo con los personajes tan peculiares que encontramos. Incluso los secundarios son muy potentes y eso hace que a veces los miremos con cariño y otras con odio según los acontecimientos. Las ideas locas de Janina son magistrales, porque tenga o no razón, las analiza muy bien y es inevitable pensar sobre lo mucho que necesita el planeta de nuestra atención.
Sobre los huesos de los muertos es una novela escrita con mucho compromiso por la defensa de los animales y la vegetación del territorio, y muy crítica con el maltrato animal y con la sociedad salvaje e irresponsable de los ordenantes civiles. Una apuesta arriesgada que merece mucho la pena descubrir, porque la autora lo borda con un sobresaliente.

sábado, 28 de marzo de 2020

Hôzuki, la librería de Mitsuko. Aki Shimazaki

HÔZUKI, LA LIBRERÍA DE MITSUKO
AKI SHIMAZAKI
TRADUCCIÓN: ÍÑIGO JÁUREGUI
NÓRDICA LIBROS
128 PÁGINAS


SINOPSIS

Mitsuko tiene una librería de lance especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Târo, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento.
Un día, una mujer distinguida entra en la tienda acompañada por su hija pequeña. Los niños se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Târo, a pesar que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro podría poner en peligro el equilibrio de la familia.
Aki Shimazaki sondea aquí la naturaleza del amor maternal. Con gran sutileza, cuestiona la fibra y la fuerza de los lazos.


Estos días en casa vienen genial para leer esos libros que tanto tiempo llevan esperando su turno. Y hoy vengo a invitaros a viajar a Japón con esta breve novela de Aki Mitsuko. Un viaje donde no faltan la gastronomía, el idioma ni la vestimenta. No necesitáis mucho equipaje, tan solo una butaca, el libro y una horita para dejar volar la imaginación y olvidar por un rato todo lo que nos envuelve estas semanas. La verdad que no sé porque no leo más literatura japonesa, lo poco que he leído siempre me ha fascinado.

Mitsuko es una joven apasionada de los libros que regenta una librería de segunda mano. No vende libros para niños, su especialidad son los de temática filosófica. Vive con su niño Târo, que es mestizo y sordomudo, y con su madre justo en el piso superior de la tienda. No es de extrañar que sus días transcurran entre las dos plantas familiares, y que el niño esté acostumbrado a vivir entre libros.

Su rutina solo varia dependiendo de los clientes que acuden a la librería, del lunes como día libre, y de la tarde del domingo cuando su madre se queda atendiendo a clientes mientras ella dedica el tiempo a su niño. Pero los viernes por la noche, deja el crio al cuidado de su madre y viaja por trabajo, lo que significa que va a un hotel donde se maquilla y transforma para hacer horas en un bar de alterne. No por placer, es una necesidad para seguir pagando los gastos propios y no depender de nadie. Todo ello la lleva a recordar el montón de amantes que pasaron por su vida, haciendo hincapié en uno que bautizó a su gato y le puso Sócrates, al cual abandonó porque ella no quería tener hijos. ¿Qué pensaría ahora al saber que tiene uno?

Más o menos acomodada a los quehaceres diarios recibe la visita de una mujer elegante que compra un montón de libros caros para su marido. No acude sola, va con su niña que muy pronto se sienta en una mesa junto a Târo y en silencio dibujan los dos. Esa mujer parece interesada en hacerse amigas y le propone en varias ocasiones quedar para que los niños puedan jugar, se nota el feeling que tienen los dos y lo mucho que se necesitan uno a otro sin apenas conocerse.

Mitsuko poco a poco se desnuda frente al lector, se quita ese vestido del pasado que tanto pesa en su cuerpo y sobre todo en su conciencia. Y eso que no esperaba tener que hurgar en temas dolorosos que ni siquiera en su casa conocen. La culpa y los remordimientos abocan a una verdad inesperada. Lo que hace que esta novelita tenga una gran carga emocional y que al cerrar el libro pueda escaparse alguna lagrimita.

La autora juega con los diferentes significados de la palabra Hôzuki, por una parte la flor del cardo y por otra la palabra oración. La protagonista no es creyente, pero su madre sí, y encontramos pequeñas reflexiones filosóficas y religiosas que dan sentido a la historia, son muy breves. También encontramos palabras en japonés que otorgan una mayor profundidad y ambientación  a la obra. Y al final del libro hay un glosario, en mi opinión creo que es mejor ponerlo al inicio.

Hôzuki, la librería de Mitsuko, es una maravillosa y tierna novela sobre la búsqueda de la identidad y sobre la maternidad. La mayor parte de la  trama transcurre dentro de la librería, aunque es más una historia de remordimientos y secretos que metaliteraría. Y también encontramos la enseñanza de los niños que no entienden de razas, enfermedades ni idiomas. Ellos son inocentes e inteligentes y saben adaptarse a cualquier situación siempre que no les marquen un camino diferente.

Una novela escrita con mucha sensibilidad que cautiva desde la primera página y nos envuelve de cultura japonesa. Leedla, pasareis un rato muy agradable.



martes, 24 de marzo de 2020

El vestido azul. Michèle Desbordes


EL VESTIDO AZUL
MICHÈLE DESBORDES
TRADUCCIÓN: DAVID M. COPÉ
EDITORIAL PERIFÉRICA
152 PÁGINAS




SINOPSIS

Una anciana sentada en un jardín espera. Treinta años. En el jardín del manicomio de Montdevergues. La mujer es Camille Claudel, a quien muchos sólo recuerdan por ser la amante del escultor Rodin, aunque ella misma era una artista magnífica. Pasado y presente se mezclan, con una prosa portentosa y unas descripciones bellísimas, en esta novela que cuenta una época (finales del siglo XIX y comienzos eel XX) y una vida de manera ejemplar. No es la enfermedad de Camille, esa locura de amor, ni el estudio del entorno familiar, lo que interesan a Desbordes, sino lo que no había sido dicho hasta ahora... No hay anécdota o juicio en su novela.
Con esta historia ferviente, el lenguaje alcanza la excelencia para contarnos la tragedia «tranquila» de habitar los límites de uno mismo. Desbordes indaga, literaria y emocionalmente, en los interiores del alma femenina, de un alma arrastrada por la belleza, de un alma despojada de toda esperanza y aun así llena de esperanza. No cabe decirlo de otro modo: un libro poderoso.

Hay libros que por su temática pueden ser más cercanos de lo que pensamos al decidir leerlos. Y con este me pasó. Es el segundo libro que leo durante este confinamiento y casualmente Camille Claudel pasó los treinta últimos años de su vida encerrada en un manicomio. Nos quejamos de estar encerrados en casa con todas las comodidades posibles y esto no es una guerra, ni un abandono. Tan solo un respiro para acabar con el virus mortal que nos rodea. Y está en nuestras manos el ser responsables y no salir de casa durante unas semanas.

Desbordes ha escrito una novela bellísima para recuperar la figura de Camilla Claudel. Y eso que la historia es muy triste, pero su maravillosa pluma consigue enamorarnos. Camille es una de las muchas mujeres que fueron silenciadas y que siempre se las relaciona a la sombra de alguien. Más que escultora  a Camilla la conocemos por ser la amante de Rodin.

Camille consigue que la familia abandone Villeneuve para instalarse en París y poder estudiar escultura en las academias y talleres. Era su pasión y desde jovencita demostró dotes para moldear la arcilla. Lo que no lleva nada bien su madre es que solamente se dedique al arte y abandone las tareas propias de una chica, el mantener la casa es un trabajo de mujeres. Este es el punto donde se rompe la harmonía familiar. Y ese vacío lo compensa pasando el día en el taller, aprendiendo y admirando a su maestro. Ello desemboca en un enamoramiento a escondidas cuando ella cuenta con diecinueve años y hay una diferencia entre ambos de más de veinte.

Mientras dura esa relación entre amantes, Rodin cada vez es más conocido y admirado por sus obras. Obras que a día de hoy no sabemos quién realizó de los dos, ella no las firmaba y se pasaba el día dibujando y dando forma a bustos. Parece ser que tenían ideas similares y ella se amoldó muy bien a las peticiones del maestro. Alumna sumisa que perdió la cabeza por amor.

Una vez rompen la relación ella se recluye en su taller junto a los gatos, pero pronto la ira puede con ella. No sale del taller más que para ir a mendigar algún resto de comida, no se asea y vive dentro de una pocilga. Crea obras y luego las rompe a martillazos. Así hasta que el hermano manda a varias personas a por ella y la encierran en un manicomio. Ni siquiera dan la cara y la acompañan, directamente la abandonan a su suerte, como si de una rata de cloaca se tratase.

Treinta años pasa encerrada, primero en un manicomio y luego es trasladada a otro. Treinta años esperando al hermano, al que le unía un gran amor fraternal, recordando sus paseos por la playa juntos y escribiendo cartas a la familia reclamando su libertad. Sus días transcurren entre largos pasillos y sentada en una silla revisando sus cuadernos mientras ve acercarse el día de su marcha, pero siempre pensando en una posible visita. En tantos años sobran los dedos de una mano para contar las veces que recibe compañía y puede salir del centro. Una manera cruel de silenciar a una gran mujer, mientras su hermano Paul adquiere fama con sus obras literarias y su trabajo. La relación con Rodin la dejó tocada y la familia la hundió.

El vestido azul no es una obra biográfica, es una montaña rusa que da vueltas sin parar para intentar descifrar lo que pensaba Camille Claudel. Un vaivén de sensaciones tristes, dolorosas y solitarias que mueven la mente de una mujer que ve los días pasar a través de unos ojos azules que se apagan día a día. Una novela con frases eternas y en muchos casos repetitivas que representan perfectamente la desesperación de la monotonía en una cabeza desorientada.

Desbordes escribe un relato poético y bello para narrar la desgraciada vida de Camilla y con ello trata de recuperar a una artista que sepultaron bajo tierra, por ser mujer y para favorecer a los dos hombres de su vida: Paul Claudel y Auguste Rodin. Así como ella moldeaba la arcilla para esculpir una gran obra, la autora juega con las palabras para escribir este relato y poder manipular al lector a base de sentimientos. Los sucesos no son lo más importante, lo esencial son las emociones, la mirada perdida y los gritos de libertad que solo escuchan de vuelta a su propio eco.

Una novela muy recomendable sobre el posible testimonio de una mujer a la que cortaron las alas, apagaron su voz y borraron su nombre por enfermar por culpa de amor.

viernes, 20 de marzo de 2020

El acontecimiento. Annie Ernaux

EL ACONTECIMIENTO
ANNIE ERNAUX
TRADUCCIÓN: MERCEDES Y BERTA CORRAL
TUSQUETS EDITORES
120 PÁGINAS


SINOPSIS

En octubre de 1963, una joven Annie Ernaux, estudiante de filología en la ciudad de Ruán, descubre que está embarazada. Desde el primer momento tiene la certeza de que no quiere (ni debe) tener esa criatura no deseada. En una sociedad en la que se penaliza el aborto con prisión y multa, Annie Ernaux se encuentra sola; hasta su pareja se desentiende del asunto. Después de visitar a varios médicos que cierran los ojos ante su problema, y de intentar pedir ayuda entre sus conocidos y amigos, consigue que una mujer que ha pasado por la misma situación le dé la dirección de una "abortera" en París e incluso le preste la enorme suma de dinero que necesita. Annie Ernaux no sólo se encuentra desamparada, sino que llega a sentirse discriminada frente a una sociedad que le vuelve la espalda y le obliga a afrontar sola el profundo horror y dolor de un aborto clandestino.


Tardé en leer a Annie Ernaux. Autora que me conquistó con "No he salido de mi noche", donde utiliza una narrativa potente y directa para hablar del sufrimiento a causa de la degeneración de su madre por culpa del alzheimer. Y es que esta autora utiliza la escritura para dar a conocer momentos clave de su vida, donde en todas sus obras aporta ese toque autobiográfico que tan cercano es para los lectores.

El año pasado tuve la suerte de conocer a Annie Ernaux en Las Jornadas Literarias de Formentor, donde se le entregó el Premio Formentor de las Letras. Quedé impresionada por su fortaleza y su labia al escucharla recitar el discurso de galardonada. Mujer humilde y simpática que se ganó el cariño de todos los allí presentes.

En esta obra, la escritora francesa, cuenta su decisión de abortar, y a ello lo llama el acontecimiento. En ningún momento menciona embarazo, estado de buena esperanza, ni nada por el estilo. Para ella quedarse embarazada fue lo peor que pudo pasarle y es por ello que aprovecha este relato para contar todos los problemas que  tuvo para deshacerse de ese ser no deseado. Y es que el aborto, en París y en esa época  estaba prohibido y las consecuencias  podían ser ir a prisión.

"A un lado estaban las otras chicas, con sus vientres vacíos, y al otro me encontraba yo."

En octubre de 1967 Annie es una jovencita universitaria de 23 años. No le baja la regla y cada noche escribe en su agenda: Nada. Así pasan los días hasta que decide acudir a un ginecólogo para confirmar que dentro de ella hay un pequeño ser dispuesto a crecer, mientras su chico no quiere saber nada de ella, y ella solo desea la desaparición de ese engendro. Necesita echarlo fuera y no sabe como afrontarlo, porque no tiene en quien confiar y además abortar es pecado.

Annie no quiere que este acontecimiento marque su juventud ni su prometedora carrera universitaria. Lo que no sabe es que la marcará de por vida. Y no es hasta muchos años después, que desde la escritura consigue coger aire para echar la vista atrás y hacer memoria. No es nada fácil hablar de este acontecimiento en el que se jugó mucho y pudo costarle la vida. Ella lo sabía y  aún así utilizó medios poco ortodoxos que pueden provocar problemas y hacer que el cuerpo no se recupere de las heridas.

El acontecimiento es un episodio desagradable y desesperante en la juventud de Annie. Semanas oscuras y solitarias en las que cuenta con el apoyo de pocas personas. Un sufrimiento mental e interno por intentar manipular el feto sin métodos hospitalarios.

Una novela que deja mal sabor de boca por el tema amargo y delicado que toca, por la falta de apoyo y por las huellas que deja. Temática que nos lleva a preguntarnos muchas cosas sobre el aborto, un tema todavía bastante silenciado a día de hoy. 

Los temas que Annie plantea en sus novelas son espinosos, dolorosos y muy necesarios para entender que no todo el mundo lo tiene fácil en esta vida. Falta entendimiento y apoyo para conseguir empatizar con las decisiones de cada uno. Por ello, Ernaux, recolecta los pedazos de su vida y los sana con su publicación. 

El acontecimiento es un relato durísimo  que impacta y deja mal cuerpo a ratos. Quizás no sea el mejor libro para descubrir a la autora pero sí muy recomendable a sus lectores.

Yo leí la primera edición publicada por Tusquets, si alguien lo busca ahora tiene una nueva portada.





miércoles, 4 de marzo de 2020

La falsa amante. Honoré de Balzac

LA FALSA AMANTE
HONORÉ DE BALZAC
TRADUCCIÓN: JOSÉ RAMÓN MONREAL
125 PAGINAS



SINOPSIS


El matrimonio formado por Clémentine du Rouvre, una bella heredera parisina, y Adam Mitgislas, un noble tan feo como elegante, vive momentos de éxito y bienestar. Sin embargo, la buena administración del patrimonio conyugal se debe, según descubre la esposa, al mejor amigo de su marido, Tadeusz Paz, un atractivo aristócrata polaco. El joven Tadeusz está enamorado secretamente de Clémentine, pero de ningún modo quisiera traicionar a su mejor amigo. Y como tampoco quiere herir los sentimientos de ella, decide inventarse una falsa amante para justificar su fingida indiferencia ante Clémentine.


Con "La falsa amante" estreno el casillero de reseñas para el reto "Todos los clásicos grandes y pequeños" organizado por Las Inquilinas de Netherfield. ¡Y cuánto estoy disfrutando con los clásicos! Tanto que en estos momentos solo me apetece leerlos a ellos. No por la obsesión de completar el reto, eso es lo de menos, es más, pocos años conseguí terminar con éxito otros en los que participaba. Más bien por el hecho de leer obras que llevaban tiempo esperando, releyendo novelas y descubriendo otras. Y el estreno es por partida triple al leer a Bálzac por primera vez y por reseñar un libro de la Colección Pequeños Placeres de Ediciones Invisibles. Los que me siguen en Instagram y Twitter ya conocen mi enamoramiento por estos caramelitos literarios. Compré "El reino de las mujeres" y es como comer pipas, no puedes parar.

Al francés Honoré de Balzac enseguida lo relacionamos con su famosa Comedia Humana. Una de las obras más extensas que conocemos y acercarse a ella más que miedo provoca vértigo. Por tanto, lo mejor es leer relatos sueltos para captar su esencia y después decidir si leerla entera o no, antes de provocar una indigestión literaria.

Balzac escribió más de noventa obras en apenas medio siglo. Una vida muy intensa tanto artísticamente como en lo personal. La falsa amante es una novela corta que forma parte de La Comedia Humana, y la encontramos en el apartado "Escenas de la vida privada".

La misma sinopsis describe a grandes rasgos lo que encontramos en este breve relato, obviando el sorprendente final para no soltar ningún spoiler. Adam Mitgilas es un noble polaco, vividor, que contra pronóstico consigue conquistar a la heredera Clémentine du Rouvre. Después de un largo viaje de novios por varios países la condesa interroga al marido sobre el misterioso personaje que se encarga del patrimonio y de mantener la casa a punto. El capitán, Tadeusz Paz, es un gran amigo de Adam al que debe el rescatarlo de los prusianos.

Tadeusz es un personaje único y misterioso que está enamorado de Clémentine, la ama en silencio para no hacer daño a su mejor amigo, y para no ofenderla a ella. Por eso se inventa una amante y así defiende sus ausencias. Un joven con mil batallas a sus espaldas, tanto en el terreno bélico como sentimental.

Honoré de Balzac es considerado el representante de la novela realista del siglo XIX, por su interés en plasmar todos los detalles de la sociedad francesa. Rasgos tanto psicológicos como cotidianos para que el lector sienta cerca la época narrada. Y aunque nos pilla lejos el año 1835 y siguientes, hay situaciones que, por desgracia, permanecen intactas.

Balzac juega con las descripciones y el humor en los diálogos para criticar la sociedad parisina y las costumbres. En este triángulo amoroso encontramos tres puntos de vista sobre el amor, la amistad y el juego. Tres aristas muy afiladas que consiguen una atmósfera muy intima y señorial.

La prosa de Balzac es culta, directa y utiliza un vocabulario selecto. En esta novela encontramos grandes descripciones sobre el amor y las relaciones sentimentales. Y no están exentas las perlas machistas, que de otro modo no sería un fiel reflejo de la época. Porque una cosa es encontrar mujeres rebeldes y adelantadas a su tiempo, y otra que sepan hacer frente a las obsesiones varoniles.

Muy satisfecha con mi primer acercamiento a Honoré de Balzac. Solamente las primeras páginas se me hicieron cuesta arriba con la introducción a la aristocracia parisina. Enseguida pillé el ritmo a esta sátira entre amigos y amantes donde se enfrentan la fidelidad y el deseo. La batalla está servida, no dejen de leer este retrato de la sociedad francesa que Balzac ameniza con toques musicales, cirquenses y literarios que contrasta con continuas menciones a la Divina Comedia de Dante Alighieri.








domingo, 9 de febrero de 2020

Antología poética. Sylvia Plath

ANTOLOGÍA POÉTICA
SYLVIA PLATH
TRADUCCIÓN: RAQUEL LANSEROS
NAVONA EDITORIAL
175 PÁGINAS



Los Ineludibles de Navona van consolidándose como una selección de joyas de la literatura que todo el mundo debería conocer. Y por supuesto leer, además de coleccionar las bonitas ediciones en tela de colores. Buenas obras hay en todos los géneros y por ello apuestan por la variedad sin olvidarse de la poesía ni del ensayo. De la realidad a la ficción, de la fantasía a la oscuridad y de la política a la intimidad. Un abanico de colores como es esta "Antología poética" de Sylvia Plath.

En los últimos años suena con fuerza el nombre de Plath, las editoriales recuperan sus letras reeditando poemas y novelas para que su figura no quede en el olvido. Tanto el silencio como el olvido no son buenos aliados, por ello, lo esencial es la visibilidad y el reconocimiento. Y a esta autora el éxito le llegó tras su muerte, aunque en vida publicó un poemario y su conocida novela, " La campana de cristal".

Sylvia Plath se quitó la vida, a los 30 años, metiendo la cabeza en el horno e inhalando el monóxido de carbono. Ese final cruel y a una edad tan temprana es indicio de la tormentosa vida de esta chica. Las desgracias familiares la marcaron y desde adolescente vivía bajo la sombra invisible de la depresión, anteriormente ya intentó suicidarse, y padecía trastornos bipolares. Lo que pensaba su cabecita enferma lo escribía con una lucidez inusual, siendo capaz de brillar en cada poema a pesar de compartir versos tristes.

Esta antología publicada por Navona es una recopilación realizada por Ted Hughes. Si alguien conocía bien a Sylvia Plath era su marido, quién seleccionó los poemas y los ordenó en orden cronológico. Así la lectura avanza al ritmo del deterioro mental que nos priva de seguir disfrutando de esta autora y de su visión feminista. 

Una edición bilingüe compuesta por cuarenta y cinco poemas traducidos por Raquel Lanseros. Un trabajo complicado, el mantener la esencia original de cada poema, para que llegue al lector con la misma naturalidad y entereza con la que fue escrito. Cada verso tiene muchos matices arraigados al idioma madre y al momento personal en que se escribió, por ello es un gran reto desnudar a Plath y ofrecernos una visión tan fiel.

El primer poema, La señorita Drake se dispone a cenar, es como un espejo donde vemos reflejada a una chica enferma desde un hospital. Una imagen muy significativa de la soledad que marcan estos versos, de la flor marchita de su juventud, de su helada mente y corazón roto siguiendo la estela de Virginia Woolf.

Las colinas se adentran en la blancura.
La gente o las estrellas
Me miran con tristeza, las decepciono.

Los años de vida de Plath fueron un camino  serpenteante, dónde la propia autora tiene plena conciencia de que no actúa como se espera de ella. Sus ideas no comulgan con una sociedad machista y a raíz de su enfermedad decide desaparecer, al no tener las fuerzas necesarias para seguir luchando contra lo imposible. Y no duda en pedir disculpas por cada paso dado en el pasado y por las fatídicas decisiones tomadas. Pasos que la convierten en una escritora y poeta universal.

Cada verso cruje como la madera carcomida, duele como un arañazo y corta la respiración. Y a pesar de ello,  hay magia en las palabras que impregnan cada poema de una belleza  extraordinaria. Un poemario que requiere un momento vital dulce para no hundir al lector en la depresión de estas estrofas.



jueves, 2 de enero de 2020

Mejores lecturas del 2019

Lo primero quiero desearos un feliz año 2020 a todos. Ayer pusimos el marcador a cero, y la verdad que arranco con ganas este nuevo periodo. Después de dos años con el blog bajo mínimos, parece que recuperé la ilusión perdida por motivos externos, e intentaré darle vida nuevamente a este rinconcito que tantos momentos maravillosos me ha regalado.

Para comenzar esta nueva andadura comparto mis mejores lecturas del 2019. En total leí 81 libros, de los cuales estos 10 son los que dejan una huella bien marcada:


- El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes. Tatiana Tîbuleac.
- Ana no. Agustín Gómez Arcos.
- Del sol llegaron sombras. Sara Mañero.
- Recuerdos del futuro. Siri Hustvedt.
- La juguetería mágica. Angela Carter.
- El ángel del olvido. Maja Haderlap.
- Mejor la ausencia. Edurne Portela.
- Nada se opone a la noche. Delphine de Vigan.
- La colina del almendro. Mayte Esteban.
- La perra. Pilar Quintana.


Que este año os regale grandes momentos y lecturas. Besos.