viernes, 13 de septiembre de 2019

Cuando acabe el invierno. Mary Ann Clark

CUANDO ACABE EL INVIERNO
MARY ANN CLARK BREMER
TRADUCCIÓN: HUGO BACHELLI
EDITORIAL PERIFÉRICA
 80 PÁGINAS


Cuando abramos estas páginas habremos llegado a un punto de la vida de su protagonista en que todo es pérdida: la muerte de su familia durante la Segunda Guerra Mundial, la muerte de su joven marido en la guerra por la creación del estado de Israel.
Sólo una promesa hecha a sí misma, cifrada en la palabra «reconstrucción», podrá ayudarla a renacer. Con la ayuda de sus libros más queridos (entre los que se encuentran en primer lugar los de Virginia Woolf, con la que «dialoga» casi a diario) y con la presencia nueva de hombres y mujeres con los que ha de aprender a vivir de manera distinta.
Es ésta una novela en primera persona sobre la condición de la mujer a mediados del siglo XX, sobre sus luchas, sobre la superación de tantos tópicos como obstáculos. Una novela que combina verdad y literatura de un modo único, atendiendo a la importancia de los pequeños detalles (unos guantes, un plato de aceitunas, unas muñecas rusas) con una mirada tan aguda como intensa.

Cada detalle en una novela, desde la portada, el título, la sinopsis, una palabra o una recomendación, es importante a la hora de captar nuestra atención. En este caso lo que llamó mi atención, sin menospreciar el título, fue ver que en la sinopsis menciona a mi admirada Virginia Woolf. Enseguida quise conocer parte de las vivencias noveladas de Mary Ann Clark, sin importar el comenzar por el segundo tomo. La primera parte es "Una biblioteca de verano" y confío leerla en los próximos días, porque cada volumen es el acompañante ideal para leer tomando una cerveza bien fría. Son lecturas breves en extensión y contundentes en emociones, que la autora expresa con una prosa muy poética, para dar sentido a su existencia y hacernos marcar frases en cada página. 

Este breve libro comienza cuando la autora tiene que afrontar una nueva vida lejos de lujos y con el corazón triste tras el fallecimiento de su marido en la guerra de Israel. Maldice el día que él quiso unirse al frente y del que nunca regresó. La soledad y el duelo los afronta con la lectura, especialmente con los libros de Virginia Woolf, que son un bálsamo para sus momentos de tristeza.

Mary Ann desea que acabe el invierno, para salir de su oscuridad, y lo hace haciendo gala de su fuerza y de grandes dotes feministas. No permite  que jueguen con ella, ni que la juzguen por ser mujer, sino que deja constancia de su valentía para seguir adelante y olvidarse de viajar de un lugar a otro sin encontrar su sitio.

Más que una novela, Mary Ann Clark, escribe un cuaderno donde junto a frases de Woolf relata sucesos y temores, sin importar los saltos temporales, solamente guiados por ese magnetismo tan especial que es la literatura. El mejor antídoto para sanar sin analgésicos, tan solo analizando el poder de las palabras en la mente para que el cuerpo reaccione a los estímulos captados.

Con la finalización del invierno acaba su sufrimiento y con la luz solar el estado anímico mejora y ella emprende un nuevo vuelo, el definitivo, el de su amor. Durante el invierno se va despojando de las hojas para comenzar una nueva etapa fresca y libre, donde el viento mande lejos la carga innecesaria y arroparse solamente con los buenos recuerdos y darse a conocer a sí misma sin falsedades.

Cuando acabe el invierno es un cuaderno literario, viajero y emocional que recorre la etapa del descubrimiento de una mujer, y en mi caso de una escritora a tener en cuenta. Cada vez me siento más cómoda con este tipo de autoficción novelada, que además de un juego, es una manera de narrar situaciones familiares y compartir sentimientos entre amigos. Porque el lector es un amigo que escucha confidencias y disfruta de seguir al lado de esas páginas.

Una pequeña obra bella y llena de luz que es un canto de vida y amor a los libros, la amistad de la gran literatura. ¿Qué hay más bonito que encontrar en los libros la puerta de salida de las tinieblas?



12 comentarios:

  1. Ay, me he venido corriendo a leerte cuando he visto que hablabas de Mary Anne Clark. Leí "Una biblioteca de verano" por recomendación de Mientrasleo y me quedé enamorada de la luminosidad de tanta prosa. Es cierto que tiene un poso de tristeza, la autora es frágil, delicada, pero sí que se reconoce ese canto a la vida y a la literatura que tú mencionas. Por lo que cuentas de "Cuando acabe el invierno" veo que también es un naufragio, esta vez de la guerra y la pérdida, qué terrible. Me ha encantado tu reseña, muchas gracias por recordarme que tengo este título pendiente. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues no la conocía y me llama la atención lo que cuentas, además entre que es corta y que ahora mismo voy ligerita, no tengo excusa así que me llevo tu recomendación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado todo lo que cuentas y no te engaño, el hecho de que sea tan breve es un plus. Me la llevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta los que cuentas, leí hace unos años Una biblioteca de vereano y me gustó, así que me lo llevo apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me llama, aunque con tanto pendiente ya veremos qué pasa
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho lo que cuentas sobre cómo supera o maneja su soledad mediante la lectura y tratando a la autora como una amiga. Me echa un poco para atrás la tristeza.
    Me llevo los dos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Buenaas!
    No lo conocía pero pinta bien ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  8. Ojú Marga... ¡qué gran recomendación! Te estaba leyendo y me iba diciendo: Este me gusta, me gusta, me gusta... Esta editorial tiene algunos títulos que son fabulosos y precisamente de ellos no tengo ningún libro en casa. Todo lo que he leído lo he sacado de la biblioteca. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! =)
    No lo conocía, gracias por la reseña ^^

    Besiiiitosa :P

    ResponderEliminar
  10. Hola. Ya mismo va este libro a mi estantería de deseos lectores, me ha encantado lo que nos has comentado. Mil gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Dudo que esta novela y yo nos llevasemos bien. MI intuición me dice que la deje pasar.

    ResponderEliminar
  12. No me termina de convencer Virginia Woolf. Por lo que nos cuentas de este libro, en un principio me resulta atractivo por la historia en sí, otra cosa es las alusiones que haga a las novelas de Virginia Woolf, por lo que no tengo muy claro que me convenza su lectura. Besos.

    ResponderEliminar

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros (Ana María Matute).