jueves, 28 de enero de 2021

El abstemio. Ian McGuire

 EL ABSTEMIO 

IAN MCGUIRE

TRADUCCIÓN: ÍÑIGO F. LOMANA 

EDITORIAL SEIX BARRAL

455 PÁGINAS



SINOPSIS

Stephen Doyle, un mercenario irlandés procedente de Estados Unidos, llega a Mánchester para unirse a los fenianos, la Hermandad Republicana Irlandesa, una sociedad secreta que busca socavar el dominio británico en su patria y vengar la muerte de tres de sus miembros. El jefe de policía James O'Connor, que ha huido del dolor y la bebida dejando atrás Dublín para iniciar una nueva vida en Inglaterra, será el encargado de darle caza.
En este apasionante thriller histórico sobre la guerra clandestina por la independencia de Irlanda dos hombres impulsados por su necesidad de justicia deberán luchar por su vida y su legado. Con un oscuro episodio real como punto de partida, el ahorcamiento de tres fenianos en 1867, esta extraordinaria historia hilvana con gran pericia el suspense con los disturbios sociales y políticos de la época.

La afinidad literaria es un aliciente a la hora de embarcarnos en la multitud de libros y novedades que se publican a diario. Es imposible leerlo todo y hacer una criba lleva su tiempo, pero cuando una persona querida que conoce mis gustos me recomienda una novela ni lo dudo. Así, por recomendación, cayó en mis manos "El abstemio", una novela que posiblemente hubiera obviado porque el alcoholismo es una adicción temeraria a la que tengo mucho respeto. Y no puedo estar más agradecida de conocer al detective James O'Connor, porque me ha tenido pegada a la dura persecución con Stephen Doyle y dejándome con ansiedad cada vez que mueve ficha. La vida es una carrera a contrarreloj y al mínimo fallo se nos escapa.

Ian McGuire, autor de la novela, sitúa la trama en Mánchester en el año 1867 para dar a conocer la radical batalla por la independencia de Irlanda. Crea un thriller histórico que comienza a raíz de un suceso real, el ahorcamiento de tres fenianos por formar parte de una revuelta en la que falleció un policía. En toda novela con tintes históricos la importancia reside en recuperar acontecimientos para que el lobo del olvido no se los trague y los envíe al más lejano rincón de la memoria. Muchas personas perdieron la vida y con la visibilidad se les rinde un pequeño homenaje. Es más, a mí el tema de los fenianos me pilla muy lejos, tan solo de oídas y es un asunto del que merece la pena conocer más detalles y del cual se habla muy poco. 

James O'Connor, jefe de la policía, es un irlandés al que destinan la misión de vigilar a la Hermandad Republicana Irlandesa y pararles los pies antes de que atenten nuevamente al pueblo con cualquier excusa para llamar la atención. No es un cargo fácil y más con el pasado que lleva a sus espaldas. Tuvo que abandonar Dublín para no perder el trabajo por culpa de su adicción al alcohol, donde se refugió al perder un bebé y poco después a su mujer. Se espera que la nueva misión lo aleje de los fantasmas y encuentre la motivación para no descuidar su vida. No se lo van a poner fácil, en Mánchester no conoce a nadie e incluso los compañeros del ayuntamiento reniegan de sus creencias. Para él los mandatarios de la hermandad son unos miserables que solo buscan guerra y sangre, pero desde su posición de policía no le ve sentido y quiere seguir un camino sin necesidad de tanta violencia clandestina.

Poco le dura la vida tranquila a O'Connor, quién da nombre a el abstemio. El ahorcamiento de tres fenianos, a la vista de todos, despierta la rabia de los radicales irlandeses. A través de un chivatazo, el detective se entera que desde Estados Unidos envían a Stephen Doyle para ajustar cuentas. Aquí comienza un enfrentamiento entre ambos. Por una parte el policía investiga para saber quién es el mercenario y darle caza, y por otra el americano sigue los pasos de los traidores que pasan información a la policía. 

Doyle no tiene miedo a nada, fue militar de guerra, y sabe que ante un objetivo hay que darlo todo. No importa derramar sangre cuando se tiene fe en algo. Desde 1850 los nacionalistas irlandeses se oponen al dominio británico sobre Irlanda. El pasado es uno de los grandes enemigos, aparece silenciosamente en el peor momento y pone en alerta nuestra integridad física y mental. Y eso afectará a las dos partes del conflicto: a James O'Connor y a Stephen Doyle. Rencillas las hay en todos lados, incluso hoy en día, entre pueblos vecinos. Los conflictos de antaño nunca dejan de latir.

El abstemio no tiene nada que envidiar a los clásicos policiacos. Su ambientación lúgubre y lluviosa junto al personaje de Doyle bien podrían ser obra de Stevenson y formar parte de El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. Puede parecer que con estos ingredientes la novela sea un copia y pega de tópicos: el bueno y el malo, el problema con la bebida, la ciudad oscura centro de asesinatos, etc. Novelas sobre las guerras hay muchas y en todas encontramos detalles que las hacen únicas. Aquí ocurre lo mismo y encontramos una humanidad inusual frente al poder y el deber que desembocan en un final para quitarse el sombrero.

Una novela que capítulo a capítulo nos la bebemos dejando resaca de buenas tramas. La he disfrutado un montón y siento un cariño especial por el frágil O'Connor que no deja de luchar por sus ideales. Si queréis un thriller histórico que desenmascara la cara más amarga del fanatismo no dejéis de leerla.


Con esta reseña participo en la Yincana Criminal.


* Ocurrió en Europa.
- Una novela de un escritor/a británico o.que la trama ocurra en Gran Bretaña.














13 comentarios:

  1. Pues tenía muchas ganas a esta novela, y después de leer tu reseña aún más. Que bueno volver a leerte. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo la novela esperando, precisamente por las buenas críticas que he leído y ya con la tuya, ni te cuanto las ganas que tengo de cogerla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    No dejo de encontrarme buenas lecturas gracias a la yincana criminal 😳😳😳 no conocía el libro pero ya tengo uno más para leer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Llevo tiempo queriendo conocer a este detective y a su creador. Me gusta lo que dices y me anima.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Siempre me sorprenden estas novelas que tocan hechos no tan conocidos y me parece interesante. Aun así ese ambiente tam lúgubre y triste me resulta duro para estos momentos.
    Y tampoco pasa nada porque toque esos tópico, siempre y cuando sea para encajar una buena historia.
    A mí el tema del alcoholismo también me da mucho respeto porque además se frivoliza a veces demasiado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta! Me gusta mucho la época en que se desarrolla y la trama que abarca y parece que acierta y mucho en la manera de abordarla. Apuntadísimo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Otro del que ya tenía buenas referencias, no sabía de ese hecho histórico, no me importaría nada leerlo y añadir a mis conocidos un nuevo detective.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Marga, qué bonita te ha quedado esta reseña. No conocía el libro, y engancharme a otro poli no sé yo si me vendría bien ahora, pero desde luego la tendré en cuenta. Besos (Me alegra mucho leerte de nuevo)

    ResponderEliminar
  9. Pues no la conocía y me has dejado con ganazas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que dan ganas de ir a comprarla leyendo tu reseña, pero en este momento no es una de esas novelas que me apetezca leer. Así que la apunto para cuando cambien los vientos.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues no lo descarto, aunque tengo tanto todavía por leer que no es de los que más me llaman, pero tomo nota (no lo conocía hasta que te lo vi). Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Este es el tipo de historia que suelo buscar, así que me apunto el título que me vendrá de miedo para la Yinkana.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Pues no lo conocía!
    Me lo llevo apuntado, tras leerte creo que me podría gustar.

    Besotes

    ResponderEliminar

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros (Ana María Matute).