jueves, 2 de abril de 2020

Sobre los huesos de los muertos. Olga Tokarckuz

SOBRE LOS HUESOS DE LOS MUERTOS
OLGA TOKARCZUK
TRADUCCIÓN: ABEL MURCIA
EDITORIAL SIRUELA
240 PÁGINAS


SINOPSIS

Olga Tokarczuk, una de las voces más vigorosas de la narrativa polaca contemporánea, Premio Nobel de Literatura 2018, despliega en este arrebatador thriller metafísico todas las contradicciones del alma humana.
Janina Duszejko es una ingeniera de caminos retirada que enseña inglés en la escuela rural de Kotlina Klodzka, una región montañosa del suroeste de Polonia. Cuando la rutina del pueblo se ve sacudida por una serie de asesinatos que tienen como víctimas a varios cazadores furtivos, Janina, apasionada de la astrología, defensora a ultranza de los animales y obsesionada por la obra del poeta William Blake, intentará resolver por su cuenta los misteriosos crímenes.
Bajo la forma de una novela policiaca y con un original subtexto ecologista, Tokarczuk retrata soberbiamente la sociedad local, cuestionando sin ambages tanto la falta de respeto por la naturaleza como el radicalismo ambientalista, en una de las obras más poderosas  y originales de la literatura europea actual.

En el año 2018 quedó desierto el Premio Nobel de Literatura por los escándalos de uno de los miembros de la academia sueca. Por lo que el año pasado se entregaron dos: uno a Olga Tocarzuk y otro a Peter Handke. Y hoy quiero hablaros de una novela de la autora que no solo pasará a la historia por obtener uno de estos preciados galardones, sino por obtener el que quedó desierto durante un año.

Sobre los huesos de los muertos es una novela que la Editorial Siruela publicó con anterioridad al reconocimiento a esta escritora polaca, y que ahora podéis encontrar con la portada, la de arriba, distinta a la primera edición. Y tan solo tenemos dos obras más traducidas al español publicadas por Anagrama: "Un lugar llamado antaño", recién reeditado, y "Los errantes". Y con lo que me ha gustado esta novela no sabéis las ganas que tengo de poder ir a librerías y comprarlos, porque pagar catorce euros por un ebook me parece un robo.

La novela transcurre en una región montañosa al suroeste de Polonia, donde tan solo encontramos  siete viviendas. Estas son las que la protagonista, una mujer entrada en años, se encarga de vigilar cuando no están los propietarios. Janina Duszejko es una ingeniera de caminos retirada, por culpa de una enfermedad, y se pasó a las clases de inglés hasta que una crisis que afectó a su país la dejó sin trabajo. Al ser una amante de los animales se instala en este pequeño pueblo aislado, con la intención de vivir en un ambiente tranquilo y vivir su enfermedad sin estrés. Y aquí le ofrecen, desde la escuela, dar una clase a la semana y en invierno es todo una odisea desplazarse con la nieve que cubre el camino.

Janina es la encargada de contarnos en primera persona lo que ocurre en la aldea, durante un año, con la aparición de varios asesinatos. Su visión es fundamental para darnos a conocer la soledad de los inquilinos, la poca amistad que los une, la maravillosa naturaleza y el lado malvado de los cazadores furtivos.

A la protagonista no le gusta su nombre de pila y odia que la llamen por él, por eso es aficionada a poner motes a la gente por su primera impresión. Algo que ocurre muchas veces en los pueblos, la gente la conoces más por el mal nombre que por su nombre y apellidos, y parece que por esas tierras lejanas también se lleva. Y en parte es de agradecer, porque hay nombres impronunciables para nosotros.

Un día, su vecino Pandedios se presenta en su casa y le notifica que acaba de encontrar el cadáver de otro vecino, Pie Grande. Mientras esperan a la policía descubren que la muerte la provocó un pequeño hueso con el que se atragantó. Lo que no saben es que este es el primero de varios asesinatos que mancharan de rojo las blancas colinas. Y Janina, que es una ecologista y naturalista rematada ve en ellos la rebeldía y venganza de los animales que quieren recuperar su espacio. Aunque sus teorías la conviertan en una loca frente a la policía y otros vecinos. No entienden como una mujer puede defender tanto a los animales y quererlos más que a los humanos. Para ella son su vida y cuando uno muere o lo matan ella entra en una situación de duelo.

"Más que las enfermedades mortales, son los largos años de desdichas los que degradan a las personas."

 Janina también es una enamorada de la astronomía y a todo le saca su ascendente o descendiente ancestral según el horóscopo. Y con la fecha de nacimiento de la gente, y la hora de llegada al mundo, es capaz de analizar la muerte. Hechos que no dejan de tomarse a broma muchos de los personajes secundarios, que piensan que a esta mujer le falta algún hervor. Esta temática no es demasiado de mi agrado, pero es importante para la trama de la novela, y aunque aparecen comentarios y reflexiones sobre los astros son fáciles de entender.

 El título de la novela, "Sobre los huesos de los muertos" hace referencia a un verso del poema "Proverbios del infierno" de William Blake. Janina junto a un exestudiante, con el que se reencuentra en el pueblo, traducen del inglés a este poeta. Podemos decir que esta novela es un gran homenaje a la poesía y especialmente a la de este autor que durante su vida fue un completo desconocido y que con los años cobra visibilidad.

Conduce tu carro y tu arado sobre los huesos de los muertos.


En la sinopsis, la editorial, cataloga el libro como un thriller metafísico. No estoy muy de acuerdo con esta definición, aunque es una novela rara, no la veo como thriller ni novela policiaca. Es una novela negra, muy oscura a ratos, porque interesa más la situación de la sociedad polonesa que la investigación de los casos. Es una crítica constante a la policía local y a los depredadores humanos  y que la autora consigue materializar con un toque de humor muy negro. Es verdad que se lee rápido, me la leí en dos sentadas, y fue la novela que consiguió alejarme de ese pequeño bloqueo lector afectado por el confinamiento, pero no es un libro de los que no dan respiro, es más bien pausado porque uno se queda gélido al igual que la atmósfera en donde aparecen cadáveres.
Es una novela muy bien escrita, con mucha calidad, y no es para nada difícil de entender. La autora no va con rodeos ni situaciones estrambóticas como estamos acostumbrados al leer obras de premiados con este calibre. Lo más complicado es estar o no de acuerdo con los personajes tan peculiares que encontramos. Incluso los secundarios son muy potentes y eso hace que a veces los miremos con cariño y otras con odio según los acontecimientos. Las ideas locas de Janina son magistrales, porque tenga o no razón, las analiza muy bien y es inevitable pensar sobre lo mucho que necesita el planeta de nuestra atención.
Sobre los huesos de los muertos es una novela escrita con mucho compromiso por la defensa de los animales y la vegetación del territorio, y muy crítica con el maltrato animal y con la sociedad salvaje e irresponsable de los ordenantes civiles. Una apuesta arriesgada que merece mucho la pena descubrir, porque la autora lo borda con un sobresaliente.