miércoles, 11 de agosto de 2021

Premonición. Rosa Blasco

 PREMONICIÓN

ROSA BLASCO 

MAEVA EDICIONES

360 PÁGINAS



SINOPSIS

La forense Simonetta Brey y el comisario Darío Ferrer son una pareja de investigadores que siguen la pista de varios médicos asesinados en la isla de Menorca.
Simonetta Brey, una joven y prestigiosa forense, recala en la isla para trabajar como médico de familia en un centro de salud. En realidad la ha convocado el comisario Darío Ferrer, un antiguo compañero, para acortar una pena de prisión que Simonetta debía cumplir por un turbio delito. La única condición es que lo ayude a resolver una serie de asesinatos cuyas víctimas son médicos jubilados. En el pasado, gracias a sus propias premoniciones, habían logrado resolver los casos más complicados.
Ahora, para cumplir el encargo, la forense oculta su verdadera profesión y, a medida que avanza en las pesquisas, descubre la belleza de la isla, establece lazos de amistad con un grupo de personas singulares e inicia una relación sentimental.
Sin embargo, alguien la vigilia y la acecha hasta en su propia casa.

Hay libros que aparecen en nuestra vida, por sorpresa, y que lees enseguida conociendo los mínimos detalles. Aunque prefiero leer en papel, desde el confinamiento leo mucho en digital y al publicarse Premonición y verlo en la aplicación de lectura lo empecé de inmediato. Saber que la trama transcurre en Menorca se llevó la palma y puse rumbo a la isla vecina para descubrir que hay tras las misteriosas muertes que narra Rosa Blasco.

La italiana Simonetta Brey obtiene una carta de libertad para viajar a Menorca y trabajar en un centro hospitalario. Al ir a firmar el contrato se asombra que detrás de todo ello se encuentra su excompañero Darío Ferrer. Como si se tratase de la letra pequeña, que nadie lee, le comenta que necesita su ayuda para investigar la muerte de unos médicos jubilados. En su momento se cerraron los casos como muerte natural, pero él no lo ve tan claro. Hay demasiadas similitudes en tres casos y confía en la premonición que les une laboralmente desde años atrás para resolver casos complicados.

Los menorquines van a intentar que Brey se encuentre como en casa. Pau, el casero, que vive justo enfrente se ofrece a prestarle coche y moto para sus desplazamientos por la isla. Un personaje tímido, hogareño y poco dado a las salidas, a no ser que sean en alta mar con su barca de pesca. Sergi es el compañero de trabajo que a todos nos gustaría tener, un joven atento, generoso y muy responsable. Y junto a ellos también encontramos a otros personajes secundarios que acompañan a la médica desde el PAC a otros ámbitos sociales. La francesa instalada en Menorca que es la alegría del grupo, el médico que le tira los tejos desde el primer día,  el empresario que será su amor isleño y un par más. No es una novela cargada de personajes.

Indagar sobre las muertes de los médicos jubilados será una tarea lenta y difícil porque nadie puede saber que Brey trabaja en ello. Las únicas coincidencias son la profesión, la jubilación y que ocurrieron en lugares emblemáticos de la isla: Camí dels Alocs, playa de Son Bou y en el Lazareto de Mahón. Tres muertes en un período de cuatro meses que aunque no hay pruebas de criminalidad son muy sospechosas de que sean obra de un asesino en serie. Por tanto hay que averiguar que une a las víctimas y buscar quién pueda estar atentando contra esos médicos turistas.

Brey tiene una nueva oportunidad de demostrar su valía y recuperar su vida. Desde el inicio conocemos que acaba de salir de prisión a cambio de trabajar en el centro de salud, lo único que no puede ejercer de forense por un suceso del pasado. Avanzado en la novela conoceremos detalles de su pasado, los motivos por los que entró en la cárcel. Simonetta tiene que aprovechar su libertad y aprender a volar nuevamente. No será fácil encontrarse a sí misma y recuperar la confianza. Deja atrás la esclavitud de la prisión para instalarse en una Isla que le queda pequeña con sus 50km de longitud. Cuando uno proviene de la península o de una ciudad grande es difícil adaptarse en una porción de tierra pequeña. Sufre como un pájaro enjaulado porque no es lo mismo pasar unos días de vacaciones que instalarse por tiempo indefinido. 

"Cuando huir es la única manera de volver a empezar".

A veces es complicado catalogar una novela y las editoriales van muy lanzadas a la hora de las etiquetas, recurriendo a las palabras mágicas para captar lectores. Su táctica no siempre funciona y con esta novela Maeva se equivoca, según mi impresión "Premonición" no es un thriller. Es verdad que se lee bien, pero no tiene un ritmo vertiginoso ni misterios a cada página. Con tantos crímenes y por la pequeña trama policial, a ratos la protagonista se pierde en su historia de amor, tiene un toque criminal bastante suave. Y no llega a novela negra porque le falta crítica social. No hay que buscar más de lo que hay en una historia, aunque tampoco deberían crearnos falsas expectativas. 

Hace unas semanas la autora presentó la novela en Palma. Fui con el libro leído y me gustó escuchar a Rosa Blasco que aclaró algunas de mis dudas. Ella en ningún momento quiso escribir una novela negra, ni siquiera es lectora de ese género. El encajarla con el sello Maeva Noir es decisión de la editorial. Rosa solo quiso escribir la historia que le vino a la mente en un viaje a Menorca y que fuese una novela con la que los lectores pasasen un buen rato y olvidasen por un momento la pandemia.

Buscamos refugio en las novelas nórdicas con su clima frío y oscuro dónde cada rincón es propicio para la criminalidad. Y en casa tenemos a escritores que nada tienen que envidiarles. Con Premonición viajamos también a una isla, con calma en invierno y ebullición en verano. Más cercana y luminosa, lo que invita a visitarla y recorrer los sitios mencionados. Un viaje muy entretenido tanto desde el sofá como in situ para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Aunque he ido varias veces a Menorca desconocía la existencia del lazareto, un lugar siniestro y con un papel muy importante y actual. La función de este recinto sanitario era la de desinfectar y mantener aisladas a personas con enfermedades contagiosas evitando propagar la pandemia por toda la isla.

Posiblemente Simonetta Brey protagonice nuevas aventuras. Es más, lo deseo, porque esta joven esconde muchas cosas y necesita soltarse. Tiene un carácter hermético y uno no congenia con ella del todo. Posiblemente debido a su paso por prisión y el aterrar en un lugar desconocido. Si Rosa la escucha seguro que tenemos a una forense que puede llegar muy lejos en este mundillo literario. No solamente resuelve el caso, con ayuda, sino que vive de cerca nuevas muertes y tiene que afrontar ser atacada y poner su vida en peligro. Cómo lectora de novela negra me falta más investigación, criminalidad y menos romanticismo. Lo que sí se agradece es la ambientación, muy real, y los diálogos tan cercanos.

Premonición es una lectura agradable, narrada correctamente con un estilo directo y claro, que leí en dos tardes. Ideal y refrescante para disfrutar este verano y perderse por Menorca y sus calas azules.


Con esta reseña participo en la Yincana Criminal.
* La isla en que se desarrolla la acción es española.


* Foto tomada en la Llibreria Lluna.

2 comentarios:

  1. Coincidimos en casi todo, yo también me he enfadado con las etiquetas, esas cosas no se hacen ni es thriller ni es negra, y yo no he empatizado demasiado con la protagonista. Eso sí, es una novela que se lee bien, para entrar en ella sin prejuicios.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La estoy leyendo ahora mismo y me alegra mucho haber leído tu reseña que me aclara bastantes cosas. Yo tampoco la considero un thriller, como mucho de intriga. Sí que es verdad que a veces las editoriales nos hacen crearnos falsas expectativas y que podemos llevarnos más de un batacazo al esperar lo que no es.
    En fin, a ver cómo termina
    Besos

    ResponderEliminar

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros (Ana María Matute).